jueves, marzo 29, 2007

Comiendo en casa del señor Park


Bueno, pues ultimamente no estoy cocinando nada nuevo, pero por lo que se puede ver sigo comiendo. Los miércoles tengo que quedarme en Mannheim todo el día, porque por la mañana trabajo en el instituto y por la tarde en la universidad, así que a mediodía me doy un homenaje y voy a comer a algún sitio, normalmente sushi o doner.

Cerca de la estación hay un restaurante llamado Sushi Park, que no significa "parque de sushi", sino que Park es el nombre del propietario y cocinero, el coreano señor Park. Hasta ahora es el mejor sushi que he probado. Por 9,50 € se puede degustar la "sushi box", que es una variación de sushi y sashimi para chuparse los dedos. Además va acompañado de un bol de sopa de miso, una ensalada y un pequeño postre. Yo lo acompaño con un té verde, más que nada porque luego tengo que dar clase, y no es cosa de ir a la universidad y que al profesor le huela el aliento a cervezota.

El sushi box de este restaurante mezcla modernidad y tradición. Hay que decir que los coreanos son grandes conocedores del sushi. Mi profesora de sushi en la escuela de adultos era coreana, y me enseñó técnicas solo reservadas a los grandes maestros(ahora toca reirse). En serio, no hay que despreciar el sushi coreano. En la bandeja del señor Park entran dos rollitos maki california, un poco de salmón crudo cortado como sashimi, 4 nigiris, y lo más interesante, 6 makis que tienen pasta de atún, pepino y espinaca, enrollados al revés y con semillas de sésamo pegadas en el exterior. Una auténtica delicia. El té que sirven no sé si lo compra o lo mezcla él, pero es delicioso. Por supuesto, una cerveza también va de fábula. Quizás el único fallo es la sopa de miso, que tiene poco sabor. Lo que pasa es que la sopa es muy delicada, y si la recalientas(como ocurrirá en los restaurantes, supongo), pierde sabor. No es el primer restaurante donde me defrauda la sopa de miso que te dan. Desde luego, la que hago yo en casa está mucho más buena.