domingo, abril 29, 2007

Pesto alla genovese













Esta es una salsa que me sigue sorprendiendo todavía, por lo fácil que es de hacer y por lo impresionante que queda. En unos quince minutos está lista. Eso sí: necesitamos ingredientes de primerísima calidad, sino el resultado será una mierda.

Ingredientes
- Albahaca fresca(molida y seca NO SIRVE): lo mejor es comprar esos tiestos de hierbas frescas que tienen ahora en algunos supermercados.
- Queso parmesano auténtico y sin rallar(abstenerse de usar quesitos, queso rallado "Día" o algo por el estilo)
- Piñones
- Ajo
- Aceite de oliva
- Sal

Lavamos las hojas de albahaca, rallamos el queso, cortamos el ajo en trocitos y luego lo mezclamos todo con la batidora. A propósito de ajo: es mejor no usar mucho, porque si no después todo sabe a ajo. Y os lo está diciendo un tío que se lo echa a todo excepto a los postres. Pienso que un diente de ajo es suficiente. Al final la probamos y le añadimos sal al gusto.

Esta salsa se usa para acompañar pasta. En una reunión social, la regla es: o comen todos o no come nadie. Si alguien no come pesto, el aliento de ajo de los demás se hace insoportable. Pero cuando uno ha comido ajo no nota el olor de los demás...

Champiñones rellenos













Otra receta ultrarrápida, que ultimamente no estamos para pasarnos horas en la cocina. Este plato hay que acomparlo con algo, porque si no alguno se va a quedar con hambre. Por ejemplo, patatas asadas o arroz blanco.

Ingredientes
- Champiñones, los más gordos que encontremos
- Cebolletas
- Carne o sustituto(en nuestro caso, he usado unos copos de soja seca que quedan muy propios). Pienso que la mejor carne es la blanca: pollo o pavo.
- Ajo
- salsa de soja
- Vino blanco
- Nata líquida o creme fraiche.
- sal, pimienta blanca
- Caldo(de pastilla)

Primero preparamos el relleno. Les quitamos a los champiñones el tallo y los cortamos en daditos(¡los tallos, no los champiñones!) Si usamos carne, la freímos con el ajo y los tallos, después de haberla dejado un poco en salsa de soja. Cuando esté lista, añadimos las cebolletas cortadas en rodajitas. Sofreímos la carne con la cebolleta unos 30 segundos. No más, para que la cebolleta no pierda su sabor. Si usamos sustituto de carne, seguimos las instrucciones del paquete y luego hacemos lo que he dicho.

Luego añadimos la creme fraiche y cuando tengamos una masa homogénea salpimentamos al gusto. Luego añadimos un poco de vino blanco y probamos. Cuando esté a nuestro gusto, la reservamos.

Los champiñones se han quedado sin tallos. Les quitamos cualquier resto que quede en el interior, para que quepa más. Luego los colocamos en una sartén o cazuela de fondo grueso y los vamos llenando con el relleno. Ahora entra en acción el caldo, que no es necesario que sea muy bueno(mezclando una pastilla de avecrem con agua caliente es suficiente). El caldo lo usamos para que los champiñones se vayan cociendo lentamente y se hagan mejor. Echamos un poco de caldo en el fondo de la sartén, entre los champiñones. Luego tapamos y lo dejamos cocer a fuego medio hasta que esté listo.

Se comen con un vino blanco o rosado muy frío.

Berenjenas asadas














Bueno, pues por fin encuentro tiempo para escribir un poco. Voy a escribir tres recetas en el mismo día, aunque naturalmente no las he hecho hoy las tres. Para empezar, unas berenjenas asadas.

Ingredientes
- berenjenas
- queso feta
- tomates
- cebolla
- ajo
- pimienta negra, pimentón picante, sal, aceite de oliva

Cortamos las berenjenas y los tomates en rodajas(o medias rodajas, como en la foto) y la cebolla en media luna. Luego cortamos el queso feta en tiras.

Vamos colocando en una fuente de horno todos los ingredientes en capas, como si fuera una lasaña o una musaka. A cada capa le añadimos la sal, la pimienta, el pimentón y un poco de aceite de oliva. Cuando lo tengamos listo lo calentamos al horno a 150º hasta que veamos que está listo. Estará listo cuando la berenjena se pueda atravesar con un chuchillo sin problemas y la cebolla esté un poco doradita.