miércoles, marzo 09, 2011

Caldo de hueso de jamón


¿Hay vida después de la muerte? Para un jamón sí. Esta es la primera vez que hago un caldo y estoy muy contento con el resultado. El caldo es algo perfecto para después de un duro día de trabajo en invierno. No hay nada como llegar a casa, calentarse un bol de delicioso caldo y tumbarse en el sofá con una cuchara en la mano....Solo hay que tener en cuenta que el hueso del jamón le da un sabor bastante fuerte al caldo.

Ingredientes:

- hueso de jamón
- puerro
- zanahorias
- dientes de ajo
- cebolla

Preparación:

Limpiamos el hueso del jamón de toda la grasa oxidada y sucia que tenga, dejando solo la grasa blanca y la carne. Partimos el hueso en trozos para que saque más sabor. Pelamos y limpiamos las verduras y las colocamos en la cazuela en trozos muy grandes. Llevamos agua a hervir y lo añadimos a la cazuela. Lo dejamos hervir a fuego lento al menos dos horas(mejor 3). Las verduras estarán al final del proceso complentamente desechas. En el caldo dejamos solamente los trocitos de carne que se hayan separado.

Cuando enfríe, metemos la cazuela en la nevera y lo dejamos reposar 24 horas. Al día siguiente, veremos que la grasa se ha quedado en la superficie solidificada. La retiramos. Salamos al gusto. Ya está, nuestro caldo está listo para ser calentado de nuevo y degustado.

El caldo queda exquisito con un chorrito de jerez seco.